lunes, 23 de enero de 2017

Me admiro.


Me admiro, sí, porque a pesar de todo lo malo
que he pasado, aquí sigo,
nada me ha derrotado.
Han sido fuertes mis caidas,
han sido grandes mis heridas,
pero ni siquiera ellas me han quitado las ganas
de seguir caminando en esta vida.
Crecí más, con cada vez que me logré levantar.
No voy a negar que en ocaciones
me tiré a llorar, pero esas lágrimas fueron
las que me dieron fuerzas para continuar.
Y aunque caiga mil veces más,
sé que siempre lograré volver a ponerme de pie.
Porque cuando uno quiere y decide ser fuerte, lo es.

Poetisa loca (Delia E)

No hay comentarios. :

Publicar un comentario